La ruta del agua de Chelva 30 marzo, 2016 – Publicado en: Excursiones con niños en Comunidad Valenciana – Etiquetas: ,

Paso de Olinches

Partiendo de los barrios históricos de Chelva, la ruta del agua nos descubre el legado hidrológico de la ribera del río Tuéjar y los diferentes usos del agua por las distintas civilizaciones que poblaron este singular y bello paraje de la Serranía. Un magnífico recorrido lleno de alicientes donde se combina a la perfección historia y naturaleza.

A partir de
5-6 años

Dificultad
Media

Distancia
5,5 km

Desnivel
200+

Recorrido
Circular

Carrito
No

Cómo llegar

Desde Valencia tomaremos la carretera CV-35 en dirección a Ademuz y tras recorrer 65 km llegaremos a Chelva. Tomaremos la C/ Martires hasta llegar a la plaza Mayor.

Descripción

La Plaza Mayor de Chelva marca el inicio de la ruta. Tomaremos la C/ José Manteca, y siguiendo las flechas azules que encontraremos en las paredes de las casas atravesaremos las estrechas callejuelas del histórico barrio árabe de Benacacira hasta finalmente alcanzar la cuesta de San Joaquín, a las afueras de la población. Por un camino hormigonado comenzaremos a descender decididamente hacia el cauce del río Tuéjar o de Chelva, al que llegaremos tras obviar un desvío señalizado a la izquierda y dejar atrás una fuente.

Junto al cauce encontraremos el Área recreativa de Molino Puerto (0,7 km) que dispone de bar, paelleros, aseos y juegos para niños. Este es también un buen punto de partida si deseamos acortar la ruta y explorar únicamente la ribera del río.

Junto al área recreativa, y ya al otro lado del río, tomaremos una senda señalizada en dirección a «La playeta». Bajo la protección de la vegetación de ribera, dominada por chopos, avanzaremos por un agradable paseo junto al cauce, pasaremos junto a unas edificaciones en ruinas y finalmente llegaremos al popular paraje de La Playeta (1,2 km), situada entre el peculiar estrechamiento por el que se abre paso el río Tuéjar en esta zona y un antiguo azud de origen medieval. Un precioso entorno que si el tiempo lo permite, invita a darse un chapuzón o tumbarse en la arena de su orilla.

Para continuar deberemos deshacer unos metros nuestros pasos y tomar una senda ascendente que en pocos minutos nos acerca hasta el Paso de Olinches (1,4 km), un túnel excavado en la roca que en el pasado permitía canalizar las aguas por este estrechamiento del río desde la presa de Olinches hasta la fábrica de la Luz. Es aconsejable llevar una linterna, ya que el túnel avanza por el interior de la montaña cerca de 100 m y la visibilidad, por momentos, puede ser limitada. A la salida del túnel el cauce del río se vuelve a abrir. Si lo deseamos podemos continuar por el camino, que en este tramo se encuentra equipado con barandillas y bancos de madera, durante 500 m hasta la Presa de Olinches, antes de regresar de nuevo al área recreativa Molino Puerto por el mismo camino.

De regreso al área recreativa continuaremos nuestro recorrido tomando una pequeña pasarela que, por la orilla contraria por la que hasta ahora avanzábamos, nos permite continuar junto al río, aguas abajo, por un delicioso bosque de ribera dominado por la sombra de los chopos y los eucaliptos. La senda nos permite acercarnos puntualmente a la orilla del río. Dejaremos a nuestra derecha un nuevo puente que cruza su cauce, y un poco más adelante pasaremos junto a las instalaciones de la depuradora municipal. Recorridos unos 800 m desde el área recreativa de Puerto Molino llegaremos a la Fuente del Cuco (2,8 km), donde enlazaremos con el recorrido del PR-CV 92. Obviaremos la senda que nace detrás de la fuente y que más tarde deberemos tomar para regresar al punto de partida, y cruzaremos una vez más el río por una pequeña pasarela de hormigón.

Ascenderemos de forma continuada durante 250 m hasta alcanzar un mirador con vistas sobre Chelva, con el Pico del Remedio y la torre vigía de la Torrecilla al fondo, y Las cuevas del Montecico (3,1 km) en primer término. Unas peculiares cavidades con orígenes inciertos empleadas por los árabes como almacén y refugio. En este punto, y siguiendo las indicaciones, abandonaremos el PR-CV 92 y por una senda descendente nos dirigiremos de nuevo al cauce del río.

Protegidos por una exuberante vegetación y con las aguas del río Tuéjar a nuestra izquierda, llegaremos finalmente a la Fábrica de la Luz (3,7 km), a la que se canalizaba el agua procedente de la presa de Olinches para generar la electricidad. La fábrica de la Luz, hoy en ruinas y oculta entre la vegetación, estuvo en funcionamiento hasta principios de los 80 y es un símbolo del patrimonio hidráulico de Chelva.

Llegados a este punto deberemos rehacer todo el camino para llegar de nuevo a la fuente del Cuco, donde tomaremos, siguiendo las marcas blancas y amarillas, la senda que asciende con fuerza en dirección hacia Chelva, a la que accederemos por las calles del antiguo barrio morisco del Arrabal.

A tener en cuenta

Podemos acortar la ruta comenzando desde el área recreativa de Molino Puerto, accesible en coche, desde donde podemos alcanzar con facilidad tanto la Playeta como la Fuente del Cuco, incluso con un carrito de niños deportivo, adaptando de este modo la ruta a todas las edades.

banner_750x200_rutas_niños

Mapa


Descargar GPX      Descargar KML


Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías