La roca foradada de Cantonigrós 8 junio, 2020 – Publicado en: Excursiones con niños en Cataluña – Etiquetas:

Excursion con niños Roca foradada

Este corto paseo entre densa vegetación nos llevará a la roca Foradada, un lugar mágico con un salto de agua de 20 metros de altura que cae a una preciosa poza rodeado por un anfiteatro de paredes de roca, una de ellas con un gran agujero que deja ver el bosque al otro lado. Una sencilla excursión incluida en la guía de “Rutes amb nens a prop de Barcelona” de Marta García y Gerard Valls.

A partir de
3-4 años

Dificultad
Fácil

Distancia
2,5 km

Desnivel
50 +

Recorrido
Circular

Altitud máx.
900 m

Cómo llegar

Desde la salida 180 de la C-17 continuaremos por la C-25 durante unos 3 km hasta la C-153, que ya nos acerca al pueblo de Cantonigròs. Una vez en el pueblo hay que dirigirse en el campo de fútbol, al noroeste del municipio, donde se inicia la ruta a la roca Foradada.

Descripción

Se trata de una ruta sencilla, apta para los más pequeños, puesto que solo hay un kilómetro de bajada hasta la roca Foradada (se puede hacer en unos 30 minutos a la ida y 45 minutos a la vuelta). Solo encontraremos un poco de dificultad en el último tramo de bajada que tiene más pendiente y acostumbra a estar húmedo, por lo que hay que tener cuidado de no resbalar.

La ruta empieza en el aparcamiento del campo de fútbol del pueblo de Cantonigròs, situado en el noroeste de la población. Desde el aparcamiento sale un camino de piedra en ligera bajada que transcurre entre encinas, robles y castaños. La primera parte del recorrido sigue la traza del sendero de largo recorrido GR-151 (Camins del Bisbe i Abat Oliba). Seguiremos las marcas rojas y blancos durante aproximadamente 20 minutos hasta encontrar una desviación a la derecha, con un cartel que nos indica la dirección a la Foradada. Desde aquí, en unos 10 minutos, llegaremos al salto de agua. Una vez cogemos esta desviación, el camino se vuelve más estrecho y pedregoso, con pendiente más pronunciada y una vegetación espesa y húmeda. A pesar de que los tramos más difíciles tienen barandillas de madera, deberemos tener cuidado con los más pequeños. Llegará un momento que saldremos de la densa vegetación y aparecerá ante nosotros el precioso salto de agua de la Roca Foradada, que recibe el nombre por el gran agujero que tiene la roca de la izquierda del salto. El agua del salto proviene de la Riera de las Gorgues y forma una amplia piscina natural de aguas tranquilas que invitan, si el tiempo acompaña, a bañarse en su playa fluvial. Los más osados podrán mojarse bajo el salto de agua accediendo por una pequeña vereda que bordea la poza por la izquierda.

La leyenda dice que en las profundidades de la poza de la Foradada habitan las dones d’aigua, una especie de hadas muy bellas que aparecen a la superficie las noches de luna llena para lavarse la ropa, peinarse las largas cabelleras y disfrutar del aire fresco de la noche. Se dice que la mejor noche para verlas es la noche de San Juan, pero hace falta siempre observarlas a escondidas. Pero cuidado, puesto que la leyenda también dice que, si una dona d´aigua de las que habitan la poza de la Foradada te descubre observándola, te convertirás en piedra al instante. El lugar es fascinante en cualquier época del año, pero es impresionante en época de lluvias, cuando la cascada brota con más intensidad. Una vez hayamos recuperado las fuerzas, la vuelta la haremos deshaciendo el camino.

Aprovechando la visita en Osona, vale mucho la pena acercarse a dos pueblos con encanto que se encuentra muy cerca. El primero de ellos es Rupit, a poco más de diez minutos en coche. Rupit es un municipio integrado en el paisaje, de origen medieval, que todavía conserva el aspecto encantador de sus casas de piedra de los s.XVI- XVII. Un posible recorrido sería el que pasa por el puente colgado, carrer Manyà, carrer de l’Església, esglèsia, Plaça Major, carrer Palau, carrer del Fossar, plaça dels Cavallers, carrer Coll del Castell i carrer Bac de l’Era.

El otro pueblo pintoresco de la comarca que merece la pena visitar es Tavertet que, situado en lo alto de un cerro junto a un risco, nos ofrece unas vistas espectaculares del pantano de Sau y de Susqueda. El carrer de Dalt, el carrer del Mig i el carrer de Baix conformaron durante siglos la estructura de una villa que todavía conserva antiguas casas de los s.XVIII y XIX junto a la naturaleza salvaje.

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Descubre muchas más ideas en nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar cerca de la comarca de Osona en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados