Castillo de Burriac 28 octubre, 2021 – Publicado en: Excursiones con niños en Cataluña – Etiquetas: ,

Una ruta fácil que nos llevará a la atalaya del castillo de Burriac, balcón del Maresme central, desde donde podremos disfrutar de espectaculares vistas del Montseny, el Parque del Montnegre y el Corredor y gran parte de la costa del Maresme sur. Excursión incluida en la guía de «Rutes amb nens a prop de Barcelona», de Marta García Paris y Gerard Valls Apecechea.

A partir de
3-4 años

Dificultad
Media

Distancia
2,5 km

Desnivel
150+

Recorrido
Lineal

Altitud máx.
360 m

Cómo llegar

Al final de la rambla de Cabrera de Mar (salida 94 de la C-32) seguiremos la pista de tierra que queda a la izquierda durante un kilómetro hasta llegar a un cruce, donde cogeremos el camino de la derecha que, tras una fuerte subida de 50 metros, llega hasta el aparcamiento donde se inicia la ruta.

Descripción

Iniciaremos el recorrido en el aparcamiento, donde tomaremos el sendero cerrado al paso de los vehículos con una cadena. Una vez en ruta, a unos 150 m de la valla, encontraremos un cruce con un gran pino a la izquierda. Cogeremos el camino de tierra de la derecha, que será el que nos llevará a los pies del castillo después de una larga subida. La vegetación de la zona es claramente mediterránea: pinos, encinas, robles, madroños y gran variedad de matorrales acompañan la ruta.

Por los laterales del camino que nos lleva hasta el castillo abundan los madroños, cuyas dulces bayas podremos disfrutar si realizamos la ruta entre otoño e invierno. Tener en cuenta que cuando están muy maduras contienen cierto grado de alcohol.

Durante toda la subida, a nuestra derecha, nos acompañará la vista del cerro con el castillo de Burriac en su cima. Transcurridos unos 25 minutos desde el inicio, llegaremos a un punto en el que el camino se vuelve más plano, En este punto se erige un Monolito de granito de más de 5 metros de altura. Un monumento fue construido en 1980 como conmemoración del 500 aniversario de la liberación de los vínculos señoriales de las villas vecinas con la Baronía del Maresme, y que supuso el final de la época feudal para este territorio.

A unos 40 metros del monolito, siguiendo la pista principal, sale un camino a la derecha que, bordeando el cerro, nos dejará a los pies del Castillo de Burriac. Una vez llegados en la base del recinto, ya podremos contemplar la imponente vista del castillo y su torre. Desde este punto encontraremos unas escaleras que nos permitirán adentrarnos en el recinto amurallado.

La privilegiada situación y su altitud, situado a unos 400 metros sobre el nivel del mar, han hecho que la cumbre de la montaña de Burriac haya sido un punto destinado a la vigilancia y control del territorio desde tiempos remotos. Algunos hallazgos cerámicos datan su ocupación desde el siglo II a. C. Está documentada la existencia del castillo en 1023, cuando pertenecía a la condesa Ermesinda de Carcasona, viuda del conde de Barcelona Ramón Borrell y madre de Berenguer Ramón I.

En 1993, el castillo fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Dentro del recinto del castillo se distinguen los restos de las diferentes estancias, según su uso. Por un lado encontramos la Torre del Homenaje, que es la parte más importante y visible del recinto. Junto a la torre tenemos el patio de armas. También se identifican los restos de lo que fue la Capilla de San Vicente, de la cual actualmente solo se conserva el ábside. Se distinguen también restos de lo que fueron los cámaras, la cisterna de agua, los almacenes, las cuadras y el bastión sur. En el recinto, encontraremos paneles con información de la historia del castillo, que nos harán viajar en el tiempo y que podremos aprovechar para dejar volar la imaginación con los más pequeños.

Para volver desharemos el camino que hemos hecho de subida, y en menos de veinte minutos llegaremos al aparcamiento. Como alternativa se puede volver por el camino de la fuente del Lobo que sale de la curva pasada el monolito hasta llegar al gran pino que vimos al inicio del itinerario. Cerca del aparcamiento, hay un merendero que puede servir para reponer fuerzas antes de volver a casa.

banner_750x200_rutas_niños

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías

© El texto y las fotografías son propiedad de wildkids.es. Queda prohibida su reproducción en cualquier otro medio sin el consentimiento expreso del autor.

Descubre nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar del castillo de Burriac en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados