Pedró dels Quatre Batlles desde el refugio de la Bòfia 30 octubre, 2020 – Publicado en: Excursiones con niños en Cataluña – Etiquetas: ,

El antiguo refugio de la Bòfia es el punto de inicio de algunas de las excursiones familiares más interesantes que se pueden realizar entre la Serra de Querol y el Port del Comte. Entre todas ellas destaca la ascensión al Pedró dels Quatre Batlles, el punto culminante de la comarca del Solsonès. Una ruta sencilla, incluida en nuestra guía de “Rutas con niños en el Pirineo catalán y Andorra”, disponible en castellano y catalán, a través de una peculiar orografía de formas redondeadas con una extraordinaria recompensa final.

A partir de
5-6 años

Dificultad
Media

Distancia
7 km

Desnivel
375 +

Recorrido
Lineal

Altitud máx.
2.386 m

Cómo llegar

Desde el Coll de Jou, en el cruce entre la carretera LV-4241 que une Sant Llorenç de Morunys y Lladurs, y la carretera L-401, tomaremos la pista forestal que se dirige a «El Montnou» y que remonta durante 7,5 km la vertiente meridional de la Serra de Querol hasta llegar al refugio de la Bòfia, donde comenzaremos la ruta.

Descripción

El ruinoso Refugio de la Bòfia, situado a 2.050 m de altitud, entre la Serra de Querol y el Port del Comte, marca el inicio de la ruta. Desde el refugio y continuando apenas 150 m por la pista forestal encontraremos, junto a un área donde podremos aparcar el coche, paneles y carteles indicadores de las distintas rutas que podemos realizar en la zona. Hacia la derecha observaremos el Prat de  Bassies, un gran altiplano salpicado de prados y bosques de pino negro que se extiende entre el punto donde nos encontramos hasta las abruptas pendientes meridionales de la Serra de Querol. Nosotros giraremos hacia la izquierda, siguiendo las indicaciones hacia el Pedró dels Quatre Batlles en dirección Norte. Atravesaremos en un primer momento una zona llana conocida como Prat de Piquer para, de inmediato y siguiendo la traza de un amplio y pedregoso camino, comenzar a ascender con fuerza entre claros y pequeños bosques de pino negro.

A medida que vamos ascendiendo iremos ganando vistas hacia la Serra de Querol, en donde destaca el Puig de les Morreres con su inconfundible pantalla repetidora. Avanzamos por un terreno calcáreo de gran dureza en el que se esconden peculiares formaciones rocosas, como el Portell del Llop, un paso natural que encontraremos no muy lejos de nuestra ruta, o el Forat de la Bòfia, un gran pozo natural de más de 30 m de profundidad, utilizado hasta principios del s. XX para almacenar y prensar la nieve que más tarde se vendía en forma de hielo para mantener frescos los alimentos o para usos terapéuticos.

Poco a poco los árboles irán desapareciendo dejando paso a una zona de prados subalpinos donde con suerte podremos divisar rebecos o aves rapaces como el buitre. Recorridos algo menos de 2 km y siguiendo en todo momento los pequeños postes que nos indican el sentido de la marcha, abandonaremos, en una curva a izquierdas, la pista por la que veníamos para continuar recto ascendiendo sin un camino definido, valiéndonos de la referencia de los indicadores, visibles en todo momento. No muy lejos, a nuestra derecha, observaremos la cima del Vulturó [2.349 m], que si lo deseamos podremos alcanzar sin apenas esfuerzo. Frente a nosotros, destacado entre las suaves ondulaciones que forman la cresta de la sierra, veremos finalmente la cima del Pedró dels Quatre Batlles, del que nos separa sólo un breve y sencillo paseo.

Con la referencia de los pequeños postes descenderemos suavemente hacia la Coma de la Comtessa, la amplia explanada que separa el Vulturó del Pedró dels Quatre censión que finalmente nos llevará a la cima del Pedró dels Quatre Batlles. Su altitud, 2.386 m, unida a su privilegiada situación, aislada de otras montañas, hacen del Pedró dels Quatre Batlles un balcón único. Desde su cima, donde encontraremos diversos paneles dispuestos en un semicírculo que nos ayudan a identificar las montañas de nuestro alrededor, podremos divisar buena parte del Pirineo y Prepirineo catalán. Hacia el Este y el NE destacan la Serra del Verd, la d´Ensija y la del Cadí, en las que despuntan cimas tan emblemáticas como el Pedraforca, el Puigmal o el Taga. Mientras que hacia el NO sorprenden las siluetas de los colosos pirenaicos, como el Aneto y el Monte Perdido, en Aragón, o la Pica d´Estats, la montaña más alta de Cataluña. Hacia el Sur distinguiremos las sierras prelitorales de Montserrat y del Montseny.

Junto a la cima encontraremos un pequeño belén y un buzón donde podremos dejar nota de nuestra ascensión antes de regresar al punto de partida por el mismo camino que a la ida.

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías

© El texto y las fotografías son propiedad de wildkids.es. Queda prohibida su reproducción en cualquier otro medio sin el consentimiento expreso del autor.

Descubre nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar de la excursión a Pedró dels Quatre Batlles en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados: