La Puntassa y las cuevas de Mitjavila 12 marzo, 2021 – Publicado en: Excursiones con niños en Comunidad Valenciana – Etiquetas: ,

la Puntassa

Partiendo desde la pequeña aldea de Coratxà, este amable recorrido por las tierras de la Tinença de Benifassà nos permite coronar sin dificultad la panorámica atalaya calcárea de La Puntassa (o Tossal de Mitjavila) con imponentes vistas sobre tierras turolenses, al tiempo que exploramos las entrañas de la tierra en el Avenc de l’Ase y las Coves de Mitjavila.

A partir de
4-5 años

Dificultad
Media

Distancia
7 km

Desnivel
175 m

Recorrido
Lineal

Altitud máx.
1.345 m

Cómo llegar

Desde el Boixar, accesible por la CV-105 tanto desde Morella como desde la población tarraconense de La Sénia, tomaremos la carretera que, tras 7 km, nos lleva a la aldea de Coratxà, situada al final de la carretera. Aparcaremos nuestro vehículo en la plaza principal, punto de inicio de la ruta.

Descripción

Con inicio en la plaza principal de la pequeña aldea de Coratxà, iniciamos la excursión tomando una calle que desciende para enseguida dejar atrás la población y dirigirse en dirección norte. No deberemos avanzar mucho para alcanzar una bifurcación señalizada donde abandonaremos el camino hormigonado por el que avanzamos, para girar a la izquierda por una pista de tierra en dirección a “Pena Roja de Tastavins” por el Camí de la Rogativa.

En agradable paseo, entre antiguos campos de cultivo y pastos, encontraremos un nuevo poste que, siguiendo las indicaciones hacia el Camí de la Rogativa y tras superar un cercado para el ganado, nos invita a abandonar la pista forestal. Avanzando ahora por una amplia vereda entre muros de piedra, pronto el camino se convertirá en senda para ir remontando con suavidad una amplia vaguada abancalada con numerosos muros de piedra en seco que interrumpen las redondeadas y yermas laderas de la cima de El Serenero, que dejaremos a nuestra derecha.

Sin pérdida posible remontaremos la vaguada hasta finalmente alcanzar la pelada loma de la montaña. Tras superar un nuevo cercado para el ganado, enlazaremos con una pista forestal a la altura del Pi de la Solana, un impactante árbol monumental. Nosotros continuaremos apenas unos metros hacia la izquierda para enlazar con la pista principal que enlaza el pueblo de Coratxà con La Puntassa, y por la que opcionalmente podemos realizar el regreso.

Nuestro objetivo, la cima de La Puntassa, es ya claramente visible. Siguiendo el camino en dirección norte, siempre en moderada y amable subida, dejaremos a nuestra derecha en primer lugar un camino descendente y un poco más adelante las ruinas del Corral del Serenero y una pequeña balsa, donde con suerte podremos descubrir alguna rana.

Al dejar atrás el corral, llegaremos a un amplio collado en el que el camino se bifurca en dos, y en donde encontraremos, nada más girar hacia la izquierda la primera de las cavidades de la ruta: l’Avenc de l’Ase. Presidida por una espectacular columna cárstica, el amplio acceso a la cavidad nos permite adentrarnos unos metros en la cueva prestando especial atención a los más pequeños, ya que la cueva tiene su continuidad en un pozo vertical por el que únicamente se debe acceder con el material de seguridad adecuado.

De regreso al collado, tan solo nos restará superar las últimas pendientes hasta finalmente alcanzar los 1.345 m de altitud de la cima de La Puntassa (o Tossal de Mitjavila), donde además del vértice geodésico, encontraremos unas antenas de comunicación. Las vistas desde la cima hacia las montañas calcarías de Els Ports, y en especial hacia las tierras turolenses, son espectaculares.

Pero las vistas no son las únicas recompensas que ofrece la cima de La Puntassa. Muy cerca del vértice encontraremos dos cavidades que con precaución podremos explorar con los más pequeños. La primera, la Cova de Mitjavila, la encontraremos al oeste de la cima, en un gran hoyo que da acceso a su boca, por la que nos podemos adentrar en la tierra unos 30 metros a través de una rampa inclinada. La segunda, la Cova de La Puntassa, la encontraremos siguiendo la senda difusa que, desde el vértice geodésico, desciende hacia los cortados del Tossal, donde se esconde la boca de la cueva. El acceso a la cova de La Puntassa, presenta una fuerte inclinación por un terreno resbaladizo que recorre el interior de la montaña durante unos 80 metros hasta alcanzar la sala inferior, por lo que, aún sin presentar ninguna dificultad técnica, especialmente si vamos con niños, es recomendable disponer de una cuerda para asegurar el descenso.

Tras explorar las cuevas y relajarnos con la vista puesta en los imponentes paisajes de la Tinença de Benifassà, tan solo nos restará deshacer nuestros pasos hasta el pueblo de Coratxà.

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías

© El texto y las fotografías son propiedad de wildkids.es. Queda prohibida su reproducción en cualquier otro medio sin el consentimiento expreso del autor.

Descubre nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar de la Tinença de Benifassà en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados