La cima de Sant Jeroni en el macizo de Montserrat 13 enero, 2021 – Publicado en: Excursiones con niños en Cataluña – Etiquetas: ,

Cima de Sant Jeroni

Una ruta emblemática del excursionismo catalán en la que se sube al Monasterio de Montserrat en teleférico (l´Aeri), se llega al Pla de les Taràntulas con el funicular, se camina por el camino nuevo de Sant Jeroni hasta llegar a la cima y se baja al monasterio por el camino viejo. Una combinación perfecta para descubrir la montaña mágica de Montserrat, incluida en la guía “Rutes amb nens a prop de Barcelona”, de Marta García París y Gerard Valls Apecechea.

A partir de
5-6 años

Dificultad
Alta

Distancia
7 km

Desnivel
400 +

Recorrido
Circular

Altitud máx.
1.200 m

Cómo llegar

Partiendo de Barcelona con vehículo propio nos dirigiremos a Monistrol, primero por la A2, y a continuación por la C55 en dirección Manresa. Una vez en Monistrol aparcaremos en la estación del funicular aéreo, donde también paran los FGC para subir al Monasterio. Con el tren llegaremos al mismo punto de salida del funicular.

Descripción

La ruta comienza en Monistrol, desde donde tomaremos el teleférico al Monasterio de Montserrat; un sistema de transporte aéreo inaugurado en 1930 que nos proporcionará una inmejorable primera toma de contacto con estas icónicas y sorprendente montañas a las que el poeta Verdaguer describió como “serrada pels àngels”.

Una vez lleguemos al monasterio, deberemos continuar tomando el funicular de Sant Joan hasta llegar al Pla de les Taràntulas, donde iniciaremos el tramo a pie. Saliendo de la estación a mano derecha encontramos las señales del sendero a Sant Jeroni, que comienza justo después de pasar bajo un pequeño puente. En este tramo inicial comenzaremos a avanzar por un camino de tierra protegido por una barandilla de color verde, mientras ganamos vistas sobre cuatro agujas características, entre las que destaca la Gorra Frigia, la más alta de todas. Una curiosidad de Montserrat son los nombres que tienen sus rocas o agujas, como el Elefante, la Momia, el Gato, la Barriga del Obispo o el mítico Cavall Bernat.

La ruta continúa por un tramo de escaleras hasta llegar a un desvío, donde unas indicaciones nos marcan el camino a la «Ermita de Santa Magdalena». Nosotros las obviaremos y continuaremos recto, primero llaneando, y a continuación en ligero descenso con buenas vistas sobre el Monasterio y la cima de la Prenyada. Siguiendo el camino, sin pérdida posible, encontraremos un desvío que hacia la izquierda nos acerca al Mirador de la sierra de los Paparres, desde donde tendremos unas espectaculares vistas panorámicas de la zona. Aunque la montaña parezca desnuda, al adentrarnos por sus caminos podremos descubrir mucha vegetación como encinas, aladiernas, zarzaparrillas, durillos, bojs o hiedras

De regreso al sendero principal y después de llanear unos metros, cruzaremos un puente de madera para, a partir de este punto, seguir subiendo por unas escaleras hasta llegar a un cruce de caminos. Obviando el desvío que a la derecha se dirige al «Pla dels Ocells» y que a la vuelta tomaremos, seguiremos recto hacia «Sant Jeroni» para seguir ascendiendo a través de un bosque. Obviaremos un desvío señalizado en dirección al «Bruc por Collbató» y tras cruzar un puente de madera divisaremos al fin la ermita de Sant Jeroni, a la que accederemos tras avanzar por un camino empedrado y superar 237 escalones. Desde el Mirador de Sant Jeroni – con 1.236 msnm, el punto más alto de las comarcas de la Anoia, el Baix Llobregat y el Bages-, si el día es claro, podremos reconocer gran parte de nuestro entorno con la ayuda de una gran rosa de los vientos. En dirección sur divisaremos desde la sierra del Montmell hasta los puertos de Tortosa-Beseit, con el mar Mediterráneo e incluso la isla de Mallorca, de fondo. Al oeste la sierra del Montsant y la del Montsec. Al norte las montañas pirenaicas como la Pica d’Estat, el Cadí o el Pedraforca, y al este el Tibidabo y la Mola. En la cima encontraremos además un vértice geodésico; el punto que indica una posición geográfica precisa formando una red de triangulación con otros vértices geodésicos.

Desde el mirador de Sant Jeroni reharemos nuestros pasos hasta alcanzar el desvío que previamente pasamos de largo, en dirección al Pla dels Ocells por el camino viejo de Sant Jeroni, a donde llegaremos tras descender por unos escalones de madera y continuar perdiendo altura a través de un bosque. Seguiremos las indicaciones de los hitos en dirección al Monasterio y comenzaremos un tramo de escaleras hasta la Plaza de Santa Ana desde donde parte un sendero hacia el «Refugio de Sant Benet». Nosotros, en cambio, seguiremos descendiendo por el camino atravesando un canal de rocas, llamado Paso de los Franceses, que hará las delicias de los más pequeños y que enlaza con un tramo de escaleras que nos dejará de vuelta al Monasterio, donde finalizaremos el recorrido.

Si no hemos tenido ocasión antes, podremos poner la guinda a la excursión con la visita a la Abadía del Monasterio, donde podremos conocer a la Moreneta, una talla policromada de finales del siglo XII. Consultar horarios de visita en la web:  www.montserratvisita.com

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías

Descubre nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar cerca de Barcelona en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados