Qué ver y qué hacer en Menorca 25 febrero, 2019 – Publicado en: Destinos – Etiquetas: ,

Los fabulosos paisajes de la isla de Menorca esconden atractivos únicos que permiten disfrutar de la esencia natural del Mediterráneo. Sus idílicas playas de aguas cristalinas son el principal reclamo de esta pequeña isla, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1993, pero no el único. Sus construcciones cargadas de historia y un entorno natural privilegiado convierten a la más oriental de las islas Baleares en una joya para descubrir.

La joya del Mediterráneo

Debida a su situación estratégica, su continuo asedio a lo largo de la historia por ejércitos y piratas han marcado y modificado notablemente el trazado de la isla. Multitud de sendas y caminos permitían a los ejércitos moverse y desplazarse entre las múltiples construcciones defensivas como la Fortaleza de la Mola o el Fuerte de Marlborough.

Muchos siglos antes, los habitantes menorquíes ya habían dejado su huella en la cultura talayótica, la desarrollada en Mallorca y Menorca durante la prehistoria, con multitud de construcciones, algunas muy bien conservadas, de las que nos quedan buena muestra como el poblado de la Torre d’en Galmés o la naveta dels Tudons.

Esta vasta red de caminos sumado al carácter privado de las grandes fincas de la isla permitió de forma excepcional la preservación del viejo Camí de Cavalls hasta bien entrada la primera década del siglo XIX, cuando, gracias al impulso ciudadano y las nuevas inquietudes sociales y medioambientales, se recuperó definitivamente el Camí de Cavalls actual, pasando a convertirse en un sendero homologado de Gran Recorrido. Andando, en bicicleta o en caballo, recorrer la totalidad o parte del Camí de Cavalls es uno de los mejores modos de descubrir una isla donde la naturaleza sigue siendo la principal protagonista.

Durante todo el recorrido podremos así mismo disfrutar de uno de los mayores atractivos de Menorca, sus playas y calas paradisíacas, algunas muy accesibles como la playa des Grau o la playa de Son Saura y otras a la que se accede después de un paseo, pero que el esfuerzo bien merece la recompensa, como la cala es Talaier o la cala Macaralleta.

Excursiones

Unos de los grandes atractivos que tiene Menorca es el Camí de Cavalls, un antiguo camino recientemente recuperado que recorre los casi 200 km de costa de la isla y te permite rodearla completamente en unas 20 etapas o realizar pequeñas excursiones de un día. Algunos tramos pueden realizarse en bicicleta, a caballo y todos ellos andando. Te proponemos algunas excursiones para hacer en el día:

De Binimel.là a cala Pregonda
Distancia: 4 km. Desnivel: 50 m

La popular excursión a la Cala Pregonda desde la playa de Benimal.là nos acerca de forma sencilla a uno de los parajes más sorprendentes y bellos del Norte de Menorca. Un agradable paseo que recorre sin esfuerzos la costa a través de las huellas del Camí de Cavalls, y nos permite disfrutar en familia del Mediterráneo más salvaje. > Ir a información de la ruta <

Vista de la Cala Pregonda desde la Punta de na Freda

Cala Pregonda

 

De Son Saura a cala Es Talaier:
Distancia: 4 km. Desnivel: 50 m

Desde las familiares playas de Son Saura y siguiendo el Camí de Cavalls, esta breve excursión con niños en Menorca nos permite descubrir de forma sencilla algunos de los tesoros naturales de la costa Sur menorquina y visitar la pequeña y salvaje Cala Es Talaier, una playa perfecta para disfrutar de un baño con los niños en sus aguas cristalinas. > Ir a información de la ruta <

Cala des Talaier

Cala des Talaier

 

De playa Cavallería a cala Mica:
Distancia: 3,2 km. Desnivel: 50 m

Tranquila excursión que, siguiendo las trazas del Camí de Cavalls, conecta a través de una espectacular y agreste línea de costa dos de las playas más tranquilas y bellas del Norte de Menorca: la playa de Cavallería y la Cala Mica. > Ir a información de la ruta <

Cala cavalleria

Cala Cavalleria

 

De Es Grau a Torre de Rambla:
Distancia: 5 km. Desnivel: 150 m

Siguiendo uno de los tramos más bonitos del Camí de Cavalls, esta ruta nos invita a adentrarnos de forma sencilla en la Menorca más salvaje y fascinante. Una excursión para toda la familia donde podremos disfrutar de preciosas playas solo para nosotros y descubriremos las huellas de un pasado vibrante. Ir a información de la ruta <

Cala des Tamarells

Cala des Tamarells con la Torre de Rambla al fondo

Lugares de interés

Ciutadella:
Es la ciudad más habitada de Menorca. Imprescindible recorrer su núcleo urbano con sus estrechas callejuelas, visitar la catedral de Menorca y dar un paseo por el puerto donde encontrarás numerosas tiendas y restaurantes.

♦ Binibèquer:
Un coqueto pueblo de postal situado al sur de Maó, característico por sus casas blancas. En realidad es un poblado construido a finales del s. XX imitando las tradicionales viviendas de pescadores.

Cala Binibequer

Binibèquer

♦ Naveta des Tudons:
Se trata de un edificio prehistórico, construido sobre el año 1.000 a. C., posiblemente el edificio íntegramente conservado más antiguo de toda Europa. Es uno de los muchos ejemplos de arquitectura funeraria que puedes encontrar en Menorca, pero este es el más conocido. No se puede acceder al interior, pero sí realizar un recorrido por su exterior.

♦ Torre d’en Galmés:
Es uno de los poblados talayóticos más grandes de las islas Baleares. Se ubica sobre una colina al sur de la isla, accesible desde la carretera que une Alaior con Son Bou. En la parte superior se encuentran los edificios públicos y conforme se baja por la ladera, se ubican las casa privadas.

Fortaleza de la Mola:
Esta construcción defensiva del s. XIX, situada en un punto estratégico al norte de Mahón, ofrece unas vistas espectaculares y un recorrido por la historia de la isla.

♦ Fuerte de Marlborough:
Otro ejemplo de construcción defensiva, en este caso del s. XVIII, situado cerca de Mahón. Durante su visita, también de pago, el recorrido lo acompañan unos paneles expositores que cuentan la historia de Menorca, y en una primera parte, por las galerías subterráneas, efectos sonoros y visuales nos permitirán rememorar e imaginar las batallas por la conquista de esta estratégica isla en medio del Mediterráneo.

Canteras de piedra de s’Hostal:
Estas antiguas canteras de piedras, recuperadas hoy en día gracias a la asociación Líthica, nos permite descubrir un rincón singular y mágico. Un espacio sorprendente que se puede recorrer en un agradable paseo y que de forma amena y didáctica nos muestra el funcionamiento de las antiguas canteras. Un proyecto paisajístico excepcional que incita tanto a pequeños como a grandes a dejar volar la imaginación mientras te dejas llevar por un laberinto de enormes y sugerentes bloques de piedra marés.

menorca con niños

Canteras de piedra de s’Hostal. Lithica

Espacios naturales

♦ Monte Toro:
Es el punto más alto de la isla, con 358 m. Se puede llegar a su cima en coche desde el pueblo de Es Mercadal, aunque también es una buena opción hacerlo en bicicleta o andando. Arriba, además de una cafetería, una tienda y una imagen de Cristo, se encuentra el Santuario de la Virgen de Monte Toro.

♦ Parque Natural de la Albufera des Grau:
Ubicado al este de la isla, este espacio de algo más de 5.000 ha. ofrece una amplia variedad de zonas: desde humedales, terrenos agrícolas y ganaderos, bosques, playas, islotes y zonas marinas.  

Playas

♦ Playa des Grau:
Junto a la pequeña población de Es Grau se se encuentra la playa des Grau. Una de las mejores playas de toda la isla para disfrutar en familia gracias a sus aguas pocos profundas protegidas por una gran bahía, los múltiples servicios que encontramos a un solo paso de la playa, la posibilidad de visitar en kayak la cercana illa d´en Colom o de dar una vuelta por el Parque Natural de s´Albufera des Grau.

Kayak en la Playa des Grau

Kayak en la Playa des Grau

♦ Playa d’en Tortuga y cala Presili:
Situadas a refugio del Cap de Favàritx, con su característico faro siempre en el horizonte, las playas d´en Tortuga y Cala Presili son las joyas de la costa oriental de Menorca. Para acceder hasta ellas deberemos realizar una pequeña excursión, un poco más larga en el caso de la playa d´en Tortuga, por un camino perfectamente habilitado y señalizado.

Playa d´en Tortuga

Playa d´en Tortuga

Playas de Cavallería:
El acceso a estas playas de arena anaranjada se realiza por un sencillo camino que parte desde el parking habilitado, situado en el camino al Cap de Cavalleria. La extensión de la playa y la poca profundidad de sus aguas la convierten en una buena opción para ir en familia.

Playa de Cavalleria

Playa de Cavalleria

♦ Cala Pregonda y playa de Binimel.là:
A la más conocida (y también más concurrida) de todas las playas del Norte de Menorca se accede tras un sencillo paseo de apenas 1 kilómetro desde la Playa de Binimel.la donde además de un gran aparcamiento encontraremos un restaurante. La playa de Binimel.la y las pequeñas calitas ubicadas hacia el Este son también una excelente opción si vamos en familia, especialmente si los niños son más pequeños o no quieren andar tanto.

Cala Pregonda

Cala Pregonda

♦ Playa de Son Saura:
Las playas de Son Saura son por su accesibilidad, su extensión y su arena fina y blanca uno de los mejores rincones para disfrutar en familia de las playas de postal que caracterizan el Sur de la isla. Junto a la playa encontraremos extensas pinadas donde poder descansar y jugar a la sombra y por si fuera poco, siguiendo el Camí de Cavalls, en un breve recorrido, podremos visitar la Cala Es Talaier, pequeña y recogida, perfecta para disfrutar de un baño en sus aguas cristalinas.

Cala Es Talaier

Cala Es Talaier

♦ Cala Turqueta:
Para llegar desde el aparcamiento, en el que hay un pequeño bar, hay que andar un poco por un ancho camino. Se trata de una cala de arena profunda, pero estrecha hacia el mar y con muchos recovecos y lugares desde los que disfrutar de sus cristalinas aguas. Una de las joyas de la costa Sur de Menorca de visita imprescindible.

Cala Turqueta

Cala Turqueta

♦ Cala Macarella y cala Macaralleta:
Posiblemente las calas más fotografiadas y las más concurridas. Durante julio y agosto es un lugar a evitar, pero si se tiene la suerte de visitarlo al final o al principio de verano es sin duda un rincón mágico. El acceso desde el aparcamiento público implica andar unos dos kilómetros aunque existe uno privado de pago situado más cerca. Desde la Cala Macarella, más amplia y con servicio de restaurante, parte un estrecho camino protegido con vallas de madera que junto al acantilado nos da acceso en pocos minutos a la Cala Macarelleta.

Cala Macaralleta

Cala Macaralleta

Cala Mitjana:
Se puede acceder a ella andando desde la zona urbanizada de Cala Galdana o a través de un aparcamiento cercano. Podemos disfrutar de una zona de arena y de muchos otros rincones entre rocas y  pinares desde los que poder zambullirse en sus aguas cristalinas. Existe la opción de visitar también esta cala realizando una excursión a caballo recorriendo parte del Camí de Cavalls. Para los más andarines, es un punto de partida para descubrir la Cala Tregalúger, algo más alejada, y por tanto algo menos concurrida.

Cala Mitjana

Cala Mitjana

♦ Cala de Binibèquer:
De fácil acceso desde la carretera que recorre el Sur de la isla, con diversos puntos de aparcamiento, y cercana a zonas urbanizadas, la cala de Binibèquer nos ofrece una postal típica con numerosas embarcaciones atracadas en sus aguas. No muy lejos también podemos encontrar otras playas especialmente indicadas para ir en familia, como la Caló Blanc, una de nuestras preferidas, una diminuta cala casi escondida con una pequeña zona de arena.

Caló Blanc

Caló Blanc

Si te has quedado con ganas de más, échale un vistazo al siguiente artículo: las mejores 15 playas y calas de Menorca para ir con niños.

Mapa

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar de Menorca en familia. RESERVA AQUÍ