Qué ver y qué hacer en la Serranía de Cuenca 7 febrero, 2019 – Publicado en: Destinos – Etiquetas: , ,

El singular paisaje de la Serranía de Cuenca, salpicado de caprichosas formaciones geológicas esculpidas durante milenios por la acción del agua y el viento sobre las rocas calcáreas, esconde un sinfín de atractivos para el visitante. Tapizadas por uno de los pinares más importante de la Península, y moldeadas por el río Cuervo y el Escabas antes de desembarcar en el Tajo, y por el Júcar, recién nacido en su rumbo al Mediterráneo, las tierras altas conquenses son santuario para un gran número de animales, entre los que destacan la cabra montés y el buitre leonado, que con su majestuoso vuelo sobre las verticales muelas de la Serranía nos harán de guía en todo momento.

Caprichos geológicos

La Ciudad Encantada es seguramente lo primero que viene a la mente al pensar en la Serranía de Cuenca. Sus caprichosas formas esculpidas en la roca y transformadas en todo tipo de figuras por el imaginario popular son tan solo uno de sus muchos alicientes. Los Callejones de Las Majadas, al Norte de la sierra, ofrecen un espectáculo igual de fascinante (y gratuito). Sus amables sendas ofrecen también excursiones perfectas para toda la familia a rincones sorprendentes como el Nacimiento del Río Cuervo, la Raya de Uña o la Hoz de Beteta, que podremos recorrer durante todo el año. Y sus miradores, como el de Uña o el del Tío Cogote, nos regalan panorámicas únicas en compañía del vuelo de los buitres leonados. Para conocer mejor la fauna de la Serranía merece la pena acercarse al Centro de Interpretación de la Laguna de Uña y al Centro Cinegético El Hosquillo, o mejor aún, disfrutar en plena naturaleza durante el otoño de la berrea, un espectáculo difícil de olvidar. Y para descubrir el pasado rural de estas duras y olvidadas tierras nada mejor que pasearse por Valdemeca y su Paisaje Ilustrado. En verano practicar deportes acuáticos o refrescarse en el Embalse de la Toba o en alguna de las pozas del río Júcar son actividades imprescindibles. Y sin olvidar la cercanía de la capital conquense que nos ofrece excelentes alternativas para toda la familia como el Museo Paleontológico de Castilla La Mancha o el Museo de Arte Abstracto Español, en las Casas Colgadas, a un solo paso de un enclave natural altamente recomendable.

Excursiones

Los Callejones de las Majadas
Distancia: 3.5 km. Desnivel: 25 m

Los Callejones de Las Majadas, junto a la Ciudad Encantada, es uno de los parajes con mayor interés geomorfológico de la Serranía de Cuenca, con la diferencia que en los Callejones no hay taquilla, ni horarios, ni tanta afluencia de gente. Este gran y laberíntico lapiaz salpicado de formas increíbles hará volar la imaginación de grandes y pequeños y nos sorprenderá a cada paso en una excursión inolvidable para toda la familia. > Ir a información de la ruta <

Los Callejones de Las Majadas

 

La Raya de Uña
Distancia: 3 km. Desnivel: 175 m

La Raya de Uña, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, ofrece un emocionante y espectacular recorrido bajo los verticales farallones calizos de la Muela de la Madera con vistas que quitan el hipo sobre la laguna de Uña y el recién nacido río Júcar, siempre bajo la atenta mirada de los buitres leonados. > Ir a información de la ruta <

La Raya de Uña

 

Nacimiento del río Cuervo
Distancia: 3 km. Desnivel: 50 m

Esta popular ruta, a la que se accede junto al km 60.5, muy cerca de la población de la Vega de Codormo, avanza junto a las cristalinas aguas del río Cuervo durante 1,8 km hasta su nacimiento procedente de las filtraciones de la Muela del Cuervo. Entre medias el sendero pasa junto a una espectacular caída de agua en la que el río ha creado toberas rodeadas de una espectacular vegetación. El regreso lo podremos realizar por el camino que avanza por la orilla contraria a la que venimos o, nuestra recomendación, regresar por el camino de la turbera, que si bien no presenta ningún atractivo especial, más allá de una cueva y la pequeña turbera, es tan solo un poco más largo que el regreso directo pero mucho menos transitado. > Ir a información de la ruta <

Nacimiento del Río Cuervo

 

♦ Paseo por la Laguna de Uña
Distancia: 3.5 km. Desnivel: 25 m

Esta ruta circular que podemos iniciar desde el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Uña, circunda la laguna semiartificial de Uña, a la que podremos acercarnos y observar su rica avifauna con la ayuda de casetas de observación y pantalanes de madera. Imprescindible la visita al Centro de Interpretación, con fabulosas vistas sobre la laguna e información didáctica sobre el funcionamiento del humedal y su fauna y flora. 

Laguna de Uña

 

♦ Fuente de los Tilos a la Cueva de Armentero
Distancia: 5 km. Desnivel: 250 m

Desde la Fuente de los Tilos una agradable senda nos permite adentrarnos en la Hoz de Beteta, uno de los rincones con más encanto de Cuenca. La senda pasa por la fuente de los Tilos y siguiendo el río Guadelia nos lleva hasta la Cueva del Armentero, la cueva de la Ramera (visitas llamando al ayuntamiento de Beteta: 969318001) y al mirador de la hoz de Beteta. Desde la Fuente de los Tilos tenemos también la opción de realizar un sencillo paseo botánico para todos los públicos. 

♦ Cascada del Molino de la Chorrera
Distancia: 1 km. Desnivel: 30 m

Desde Tragacete, en dirección al nacimiento del río Júcar, encontraremos la espectacular cascada del Molino de la Chorrera que podremos visitar en un breve paseo con la ayuda de pasarelas y puentes. 

Espacios naturales

Ciudad encantada

La ciudad Encantada, declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1929, necesita poca presentación. Este gran lapiaz de de formas sugerentes, erosionado por la acción del agua y el viento durante milenios, es uno de los principales atractivos de la Serranía de Cuenca y por tanto de los más visitados. Su acceso es de pago, lo que unido a la gran afluencia de público, le quitan parte del encanto. La alternativa de la Senda de los Callejones en nuestra opinión es bastante mejor. No obstante, sigue siendo un lugar sorprendente, y el tormo alto (del latín tumulo, roca prominente) te dejará con la boca abierta. El recorrido balizado por el interior de la Ciudad Encantada, de apenas 3 km, va enlazando distintas formaciones rocosas que con mayor o menor acierto han sido bautizadas con nombres como el perro, los amantes de Teruel, el puente romano, los barcos o la foca.

Ciudad Encantada

 

Mirador de Uña
El Mirador de Uña, fácilmente accesible desde el aparcamiento de la Ciudad Encantada, nos permite asomarnos al valle del río Júcar a su paso por Uña y su laguna, protegida por los grandes cortados dolomíticos del borde de la Muela de la Madera. Se trata de un fácil paseo de 3 km ida y vuelta, prácticamente llano, que avanza en todo momento por una amplia pista forestal.

Mirador de Uña

 

Mirador del Picón del Tío Cogote
Situado no muy lejos de Los Callejones de Las Majadas, al mirador del Tío Cogote es posible acceder en coche por una pista forestal de 1.5 km que nace a apenas 700 m del inicio de la Senda de Los Callejones de Las Majadas. Este espléndido mirador nos permite tener una panorámica sobrecogedora del Júcar, con las laderas del valle tapizadas de pinos en la umbría, y de quejigos y robles en la solana. Pero si por algo es especial el mirador del Tío Cogote es por la colonia de buitres leonados que habitan en sus cortados y que deleitan con su majestuoso vuelo a todo aquel que lo visita.

Mirador del Tío Cogote

 

Ventana del Diablo
Esta peculiar formación geológica, situada junto a la carretera que desde Villalba de la Sierra se dirige a Uña y a la Ciudad Encantada, es de parada obligada. Una triple arcada natural deja entrever, con un poco de imaginación, los ojos del diablo, tras los que se descubre una vertiginosa postal del río Júcar abriéndose paso por una la estrecha garganta.

Ventana del Diablo

 

♦ Pozas del arroyo de la Madera
Cerca de la población de Uña, las Pozas del arroyo de la Madera son un rincón bucólico donde poder refrescarse en las aguas del río Júcar durante los meses de más calor. El acceso se realiza por la pista forestal que nace junto a la antigua estación hidroeléctrica de Uña.

Lugares de interés

♦ Paisaje Ilustrado de Valdemeca

El pequeño pueblo de Valdemeca nos ofrece uno de los atractivos más peculiares de la Serranía de Cuenca: un conjunto de realistas figuras elaboradas por el artista Zafrilla sobre los oficios y costumbres del mundo rural que salpican las calles del municipio y que conjugan a la perfección arte, tradición y modernidad. Además Valdemeca forma parte de la red del Parque astronómico de la Serranía de Cuenca que certifica las mejores condiciones para la observación del cielo nocturno. Muy recomendable.

Casas Colgadas

Estos emblemáticos edificios merecen aunque sea solo una breve parada en nuestro camino a la Serranía de Cuenca. Encaramados sobre la Hoz de Húecar las casas colgadas son auténticas joyas de la arquitectura gótica popular. Mención especial para las “Casas del Rey” y el Museo de Arte Abstracto Español.

Educación ambiental

♦ Parque Cinegético EL Hosquillo
www.parqueelhosquillo.com

Situado en el corazón de la Serranía de Cuenca, el Hosquillo (por su difícil y hosca orografía) reúne en semilibertad a animales como el oso pardo, lobos o ciervos. Un parque didáctico para que grandes y pequeños aprendamos la importancia de la conservación de la biodiversidad.

Museos

♦ Museo Paleontológico de Castilla la Mancha
www.mupaclm.es

En el MUPA podremos conocer de forma didáctica y divertida algunos de los grandes saurios que poblaron hace millones de año la tierras de Cuenca, como el Titanosaurio, el Iberomensornis romerali o el Concavenator corcovatus. Un plan perfecto para toda la familia.

Museo de Arte Abstracto Español
www.march.es/arte/cuenca

Situado en las Casas Colgadas de Cuenca, el Museo de Arte Abstracto Español es de visita obligada en la capital conquense. El museo contiene obras de artistas españoles de la generación abstracta de los 50 y 60 como Chillida, Tápies, Zóbel, etc… Una exposición excepcional en un marco incomparable.

banner_750x200_rutas_niños

Mapa

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar de la serranía de Cuenca en familia. RESERVA AQUÍ