Los bufadores de Beví 28 octubre, 2020 – Publicado en: Excursiones con niños en Cataluña – Etiquetas: ,

Partiendo desde el Coll del Beví, frontera entre las comarcas del Ripollés y Osona, esta sencilla ruta nos invita a adentrarnos en el mágico mundo de los bufadores de Beví. Una “ciudad” oculta entre una sombría vegetación salpicada de enigmáticas simas y cortados, que nos sumergen en un fabuloso cuento de hadas. Una excursión incluida en nuestra guía de “Rutas con niños en el Pirineo catalán y Andorra”, disponible en castellano y catalán.

A partir de
5-6 años

 

Dificultad
Media

Distancia
6,5 km

Desnivel
200 +

Recorrido
Lineal

Altitud máx.
910 m

Cómo llegar

Desde la pequeña población de Santa Maria de Besora tomaremos una carretera señalizada
que se dirige a «Ripoll per Llaers». Avanzaremos por la carretera durante 3 km hasta llegar al Coll de Beví, donde hay espacio para un par de vehículos.

Descripción

El Coll del Beví, situado en el extremo oriental de la Serra dels Bufadors, en el límite entre las comarcas del Ripollès y Osona, marca el punto de inicio de nuestra ruta. Desde el collado avanzaremos 250 m junto a la carretera en dirección a Santa María de Besora hasta encontrar, a mano derecha, una pista señalizada que se dirige a «Sant Moí». En ligero descenso y junto a campos de cultivo comenzaremos a marchar rodeando la vertiente meridional de la Serra dels Bufadors, en la que ya veremos despuntar su cima más elevada, el Turó dels Bufadors.

Recorrido un kilómetro y medio, y tras superar una cancela, alcanzaremos un amplio claro situado no muy lejos de la Collada del Beví Gros, donde encontraremos un desvío señalizado que deberemos tomar hacia la derecha, en dirección al «Collet de Malveí». Por un amplio camino continuaremos avanzando junto a los paredones verticales de los riscos de Beví, bajo la protección de un bosque de encinas, hasta llegar a un nuevo desvío señalizado que hacia la izquierda se dirige a las ruinas de las Casas del Beví Xic. Nosotros continuaremos recto, superando una nueva cancela, para continuar por una pista que poco a poco se va estrechando hasta dar, a unos 350 m, con una senda a mano derecha que se dirige a los bufadores. En continuo ascenso nos iremos introduciendo en la umbría de la sierra. Los bufadores de Beví ya se encuentran cerca.

Poco después de dejar a nuestra izquierda un camino descendente, encontraremos a la derecha un pequeño cartel que nos indica el punto de acceso a los bufadores de Beví. El acceso se realiza por una senda ascendente y algo resbaladiza donde puede ser necesaria la ayuda de las manos. Un pequeño obstáculo que nos abre las puertas al mundo mágico de los Bufadores
de Beví.

Situado en la umbría de la montaña, los bufadores de Beví son una peculiar formación geológica surgida a partir de la rotura de la cresta de la sierra, lo que originó una serie de cavidades y grietas intercomunicadas por las que circula el aire, produciendo, en los días de viento, un peculiar sonido por el que reciben el nombre. La vegetación, dominada por un espectacular hayedo que durante el otoño cubre el suelo con un manto de hojarasca, se entremezcla con el musgo que cubre las rocas y especies propias de otras latitudes más septentrionales, como la oreja de oso, que tan solo crecen en lugares húmedos y sombríos como este.

Varios puntos rojos nos guían a través del estrecho corredor que entre grandes paredes y bloques de piedra esconde numerosas grietas y cavidades. Algunas se adentran en la tierra más de 50 m y por ellas circula el aire a una temperatura constante de 14ºC. La diferencia térmica con el exterior hace que el aire salga con fuerza de las cavidades, llegando incluso a apreciarse la condensación de la humedad en los días de más calor. Los bufadores de Beví están salpicados de lugares mágicos, como el Avenc del Vent, que especialmente en verano hace honor a su nombre, la Cova del Baró o el Avenc dels Tigres, al que se accede a través de un espectacular pasillo entre paredes verticales.

Tras explorar los bufadores regresaremos por el mismo camino que a la ida. Opcionalmente podemos completar una ruta circular continuando por la cresta que a través del Collet dels Bufadors y el Turó dels Bufadors desemboca en el Coll del Beví. Una alternativa algo más exigente que sin embargo nos ofrece una espléndida panorámica de las sierras y pueblos circundantes: desde Santa María de Besora o el castillo de Mostesquiu hasta la pequeña aldea de Llaes con el Puigmal y los Pirineos al fondo.

Mapa

Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

Fotografías

© El texto y las fotografías son propiedad de wildkids.es. Queda prohibida su reproducción en cualquier otro medio sin el consentimiento expreso del autor.

Descubre nuestras guías de excursiones con niños:

Encuentra el mejor alojamiento al mejor precio para disfrutar de la comarca del Ripollés en familia. RESERVA AQUÍ

Artículos relacionados: