30 sencillas formas de sumergir a los niños en la naturaleza 9 noviembre, 2016 – Publicado en: Manual

naturaleza_ninos_wildkids

 

La mayoría de nosotros recordamos con cariño aquellos momentos de nuestra infancia en los que jugábamos despreocupados trepando por los árboles o explorando los mil y un secretos que esconde la naturaleza. Éramos felices saltando en los charcos, ensuciándonos las manos y en definitiva jugando al aire libre, en contacto con la naturaleza. Pero por desgracia a medida que nos fuimos haciendo mayores, por algún extraño motivo, olvidamos por completo todas aquellas pequeñas cosas que nos hacían felices para cambiarlas por complejos deseos que nos consumen y frustran.

Por suerte, al volver a ver el mundo a través de los ojos de un niño podemos volver a ser conscientes de todas esas pequeñas cosas que un día nos hicieron felices. ¿Quién no querría lo mismo para sus hijos? Quizá haya llegado el momento de volver a nuestros orígenes, de contactar de nuevo con la naturaleza y en definitiva de volver a ser felices.

 

Esta es nuestra particular lista de propósitos con los que de forma sencilla sumergir a los niños en la naturaleza. ¿Cuántos te quedan para completar la lista?

 

 


01 Recoger y coleccionar hojas.


02 Construir un refugio con troncos y maderas.


03 Trepar a los árboles.


04 Cultivar tu propio huerto.


05 Dormir en un refugio de montaña.


06 Llevar un cuaderno de campo donde anotar todo lo que ves.


07 Bañarse en verano en un río o lago de montaña.


08 Subir una montaña.


09 Seguir las huellas de un animal.


10 Practicar escalada.


11 Descubrir la historia de un bosque leyendo las líneas de un tocón.


12 Observar insectos con una lupa.


13 Rodar por una ladera cubierta de hierba.


14 Dormir en verano bajo las estrellas sólo con un saco de dormir.


15 Recorrer de noche el bosque sólo guiados por el tacto.


16 Recoger conchas y fósiles.


17 Visitar una granja.


18 Apuntarse a una carrera de orientación.


19 Buscar constelaciones en el cielo.


20 Crear nuevos juegos con palos, ramas y piedras.


21 Buscar geocaches con un GPS.


22 Observar a las aves con prismáticos.


23 Acampar a la luz de la luna.


24 Hacer una guerra de bolas de nieve y/o tirarse en trineo.


25 Explorar una cueva con una linterna.


26 Aprender a reconocer los árboles por la forma de sus hojas.


27 Aprender a orientarse con un mapa y una brújula.


28 Plantar un árbol.


29 Recoger setas.


30 Ir de excursión.