10 consejos para practicar esquí de fondo con niños 11 enero, 2016 – Publicado en: Actividades

esqui de fondo con niños

 

Para mí el invierno no es invierno si no hay nieve en el suelo. Sobre todo porque la nieve significa ir en trineo, esquiar, hacer castillos de nieve y todas esas cosas divertidas que sólo se pueden hacer con el frío.

Prácticamente desde siempre me ha gustado el esquí de fondo y ahora me encanta ver a mis hijos practicándolo. Si bien durante los dos últimos años todo ha sido más fácil, no siempre fue así. Hemos tenido alguna que otra complicación – habitualmente en mitad de una ruta, alejados de cualquier ayuda rápida. No siempre es sencillo.

Aunque no puedo garantizar que todos los niños se comporten perfectamente (y mucho menos los míos propios), aquí os dejo algunos de mis mejores trucos, aprendidos durante años, para que el esquí de fondo en familia sea todo un éxito.

 

Baja tus expectativas (mucho)


No comiences emprendiendo grandes marchas. Comienza a practicar en algún lugar donde puedas regresar al coche rápidamente si es necesario. De este modo nos habituaremos a ponernos los esquís y los primeros movimientos, y tendremos fácil acceso a un lugar caliente.

 

Olvídate de los bastones


En general los bastones son necesarios para el esquí de fondo, pero son un impedimento cuando alguien, ya sea niño o adulto, está aprendiendo. Para reducir la tentación lo mejor es dejar tus propios bastones en casa (de otro modo, tu hijo no entenderá porqué él no puede llevarlos).

 

Lleva ropa adecuada


Sé inteligente. Usa varias capas y lleva ropa de sobra (en especial guantes) por si se moja. Un niño abrigado es un niño feliz.

 

Patea y persigue


Diles a los niños que finjan estar dándoles patadas a una pelota para ayudarles a que hagan el movimiento hacia abajo. También ayuda tener a un padre (o un adulto) delante para que pueda perseguirlos, y otro detrás cerrando el grupo.

 

Lleva un arnés


Es habitual ver arneses para niños en las pistas de esquí. Tener una asidera sobre tu hijo es realmente útil cuando ambos estáis sobre los esquís y tienes que levantarlo 100.000 veces.

 

La magia del grupo


Llévate amigos, incluso si todo el mundo cae, se ríe (es la clave) y no sabe muy bien que hace. A los niños les gusta perseguir a otros niños (por lo general) y nos hemos dado cuenta que esto sirve de mucha ayuda.

 

Llévate algo para picar


Los niños (y los adultos) queman ingentes cantidades de calorías esquiando en condiciones de frío. Lleva algo que puedan meterse fácilmente en la boca. Evita las barritas de cereales que se congelan con rapidez. Los frutos secos siempre son un acierto.

 

Sobórnalos


Finaliza el día con un chocolate caliente. Vuélvete loco y ofréceles chucherias. Cualquier cosa que les lleve del punto A al punto B.

 

Esquía con frecuencia


La práctica hace la perfección. Si puedes sal una o dos veces a la semana – ¡cada vez será más sencillo!

 

Relájate


Los niños se bloquean cuando te ven estresado. No querrán ni siquiera moverse. Si es necesario llévate una tila. La práctica del esquí de fondo con niños fomenta habilidades muy interesantes para nuestro día a día y es una manera sencilla de salir y disfrutar del invierno en familia. Como siempre que vamos con niños, ¡sólo ocurre una vez en la vida!

 

¿Te gusta disfrutar del esquí de fondo con tus hijos? ¿Qué otro consejo añadirías?

 


Fuente10 Tips for Cross-Country Skiing with Kids, escrito por Amelia Mayer, autora del blog Tales of Mountain in Mama, y traducido por WildKids.es